El dilema de comprender los textos legales en inglés

Fecha de publicación: 04/03/2019

El dilema de comprender los textos legales en inglés

La comprensión de los textos legales es una de las partes más tediosas para cualquier directivo. Aquí encontrarás una pequeña ayuda para que puedas comprender, crear e incluso traducir cualquier texto legal relacionado con tu negocio.

El dilema de comprender los textos legales en inglés

La comprensión de los textos legales es una de las partes más tediosas para cualquier directivo. Aquí encontrarás una pequeña ayuda para que puedas comprender, crear e incluso traducir cualquier texto legal relacionado con tu negocio.

En una negociación todo importa. Cualquier fase de la misma puede significar conseguir o no un cliente. Cuando te levantas de una mesa de negociación o finaliza una reunión, no acaban tus tareas como directivo. Aún queda por estipular los contratos, las cláusulas, conocer las leyes internacionales que te repercuten e incluso, en ocasiones, los textos jurídicos o la jurisprudencia.

¿Los textos legales son aburridos?

Si tu respuesta es sí, estamos en sintonía.

No nos engañemos, leer contratos es aburrido. Además de tener un formato demasiado formal y no ser un texto fácil de leer, es una parte de la negociación que realmente no desea nadie.

Pero a su vez, como directivo o alto cargo de la empresa, es necesario que haya una comprensión absoluta de cualquier texto legal.

Saber entender la esencia de una cláusula es prioritario para cualquier relación comercial. Y cuando se trata de textos legales en inglés lo mejor es estar preparado. La interpretación correcta puede beneficiarnos.

Los beneficios de entender un texto legal.

Cuando se trata de negociaciones internacionales que incluyen textos legales en inglés es de vital importancia que puedas interpretarlos. No siempre podrás derivar esta tarea a algún empleado o un compañero de la compañía ya que, en ocasiones, ni tan siquiera te interesa que nadie más los vea.

 

Como siempre decimos en nuestros post o en cualquiera de nuestros consejos y comunicados, es indispensable que practiques. A nivel oral, escrito, de interpretación cultural para conocer las diferencias del lenguaje y, sobre todo, para comprender un texto legal implícito en una negociación.

Las diferencias culturales importan.

Recuerda que la cultura de nuestros interlocutores también es importante para una negociación. Como describíamos en nuestro post sobre ‘Diferencias culturales entre ingleses y españoles’, tienes que comprender las diferencias que hay entre una cultura y otra para entender un texto, también a nivel legal.

Podríamos poner infinidad de ejemplos, pero imagina que estás en medio de una conversación informal (aunque no menos importante para sociabilizar) y que repentinamente tu posible cliente estadounidense habla sobre fútbol. ¡Genial! Tú sabes mucho de fútbol y vives en un país en el que éste es el deporte rey. Seguramente pienses que estás congeniando pero estarías cometiendo un grave error. En Estados Unidos el fútbol americano es fútbol, y el fútbol es soccer.

Esta situación puede conllevar un malentendido perjudicial y de culturas contrapuestas. La integración es muy importante para que no existan malinterpretaciones sobre lo que dices, ni en cualquier texto legal.

¿Puedo traducir?

Claro que sí. Y a decir verdad, es lo idóneo. Si realizar la traducción te ayuda a comprender por completo un texto legal, hazlo. Piensa que es muy habitual realizar traducciones de este tipo de textos.

Lo importante es que la traducción sea la correcta. La terminología legal en cada país o en cada idioma es diferente, y por mucho que confíes en Google Translate te aconsejamos que no uses este tipo de herramientas online. Hay demasiado en juego como para arriesgarte a que se produzca un error. Las traducciones literales no siempre son las correctas.

4 consejos para directivos

Aquí te dejamos una serie de consejos básicos para directivos que no sean del departamento legal:

1- Aprende las palabras más comunes y generales dentro del área legal, y las diferencias principales de los estilos de contrato.

2- Aprende las estructuras de texto empleadas en este tipo de documentos. Comprende el significado general del contrato y su alcance.

3- Busca palabras legales por tu cuenta. En Linguee y Word Reference, pero ten en cuenta que no son siempre 100% correctas. 

4- Deja que un abogado te asesore. No insistas. Sale más a cuenta pagar una traducción y que lo mire un abogado que pasar horas perdidas intentando descifrarlo y cometer errores.

Si no comprendes algo lo mejor es que te asesoren, al menos hasta que alcances un nivel natural o nativo del idioma. Un contrato es demasiado trascendental.

En busca de recursos terminológicos. Ejemplos.

La comprensión de textos legales es laborioso. No se usan términos con los que estemos familiarizados ni coloquiales. Pero en los negocios se dice que todo vale ¿no? Cualquier ayuda es buena si consigues tu objetivo;

Lo mejor es tener un diccionario a mano para buscar palabras puntualmente. Ten en cuenta que puede ser online o físico. Comprender con exactitud cada una de las partes que contiene el contrato que tienes ante ti es importante, por lo que cualquier ayuda será bien recibida.

Una buena ayuda son los diccionarios jurídicos inglés-español / español-inglés.

En ellos puedes encontrar los términos más comunes y los recursos necesarios para entender un texto legal. Nosotros te recomendamos este diccionario oficial de términos jurídico-policiales que, además, es gratuito ;)

¿Cómo puede ayudarme mi profesor?

Después de aprender la terminología y las estructuras jurídicas más comunes, puedes centrarte en un caso real. Con la traducción hecha si es necesario, y una comprensión total del contrato, puedes practicar la situación real con tu profesor y recibir su feedback. 

Comprender un texto legal es imprescindible para tus negocios, y así debe ser tu aprendizaje, personalizado. Tanto para el dominar el idioma como para la comprensión de cualquier texto legal.

Con el método Advantage executive tendrás un coach personal que se adaptará a ti y a tus necesidades, a tus objetivos, a tu tiempo libre y dentro de entornos reales.

Consigue que tu comunicación y la comprensión de un contrato, cláusula o cualquier texto legal en inglés sean perfectos. Te beneficiarás tú y beneficiarás a tus negocios internacionales.

Descargar

 



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario

Close