Cómo preparar una presentación efectiva en un idioma no materno

Fecha de publicación: 08/03/2018

Cómo preparar una presentación efectiva en un idioma no materno

Una de las muchas tareas que tiene que realizar un ejecutivo en su puesto de trabajo es hacer presentaciones.

A la hora de realizarlas es importante entregar el mensaje de forma adecuada para que el receptor capte perfectamente lo que le queremos transmitir. Muchas veces, no somos lo suficientemente eficaces  a la hora de hablar y por eso la otra persona olvida muchas de las cosas que le decimos, o no las acaba de entender bien. 

Para que esto no ocurra es importante saber llegar a nuestros interlocutores y utilizar las técnicas adecuadas para la retención de la información. Esto ayudará a lograr el éxito buscado. 

Estudios han demostrado que cuando una persona escucha una charla, retiene únicamente el 5%. Esto se debe a que es una actividad muy pasiva. En el caso de que la persona que la imparte utilice medios audiovisuales, la retención aumenta hasta un 20%. Si además de esto, se hace una demostración de lo que se está explicando, el receptor retiene el 30%, esto es porque comprueba por sí mismo que lo que le están diciendo es verdad.

Pero como más se aprende es practicando ya que llegas a retener hasta un 75%. Al integrar varios sentidos se participa activamente en lo que se está aprendiendo, permitiendo aplicar los conocimientos, dándoles un uso, de manera que pasan a ser conocimientos útiles. Por eso, cuando hacemos una presentación aunque dispongamos de poco tiempo, podemos hacerles hacer a los interlocutores una pequeña práctica. (Fuente Conociendo la pirámide de aprendizaje de Cody Blair).

Algo a tener en cuenta es que siempre que hacemos una presentación el cerebro humano retiene lo que es verdaderamente importante y sobre todo lo que es capaz de emocionar. Los seres humanos olvidamos más de lo que recordamos y esto se debe a que el cerebro posee mecanismos que impiden que la memoria se cargue de información irrelevante. En cambio, cuando algo emociona mucho es imposible de olvidar. El cerebro retiene esto porque esta emoción activa las regiones implicadas en la formación de las memorias, como el hipocampo y la corteza cerebral. Además la liberación de hormonas como la adrenalina ayuda a reforzar la memoria en situaciones emocionales. Por eso, es importante que con nuestro discurso intentemos llegar al corazón de nuestros interlocutores. (Fuente Mente Sana)

¿En qué problemática nos encontramos si no exponemos en un idioma que dominamos?

Las presentaciones pueden resultar incómodas si no dominamos el tema, pero aun lo son más si no dominamos el idioma. Esto puede provocar que transmitamos nervios e inseguridad, e incluso que nos lleguemos a bloquear. Como consecuencia podemos dar una imagen contraria a la que queremos comunicar.

 

¿Cuál es la solución?

Por eso, os queremos dar una serie de tips que te ayudaran a hacer presentaciones con total seguridad:

  1. Primero de todo hay que determinar cuál es el objetivo de la presentación, es decir, cuáles son los conocimientos que queremos transmitir a nuestros oyentes. Esto nos ayudará a no desviarnos del tema.
  2. Después hay que determinar cuál es el público al que te diriges ya que dependiendo de esto, utilizarás un vocabulario u otro diferente.
  3. Seguidamente hay que elaborar un guion indicando el orden que se debe seguir ya que en caso de olvidarte de algo se puede consultar. Aquí también te puedes apuntar la pronunciación de algunas palabras en inglés que no sabes cómo se dicen.
  4. También hay que intentar determinar cuál va a ser la duración de la presentación. Es recomendable que sea inferior a una hora, e intentar adaptar al máximo el guion al tiempo establecido. Algo que siempre se suele hacer es practicar en casa y cronometrar el tiempo.
  5. Algo que también hay que tener muy en cuenta es el lenguaje corporal, que debe mostrar una actitud comunicativa. Aquí es muy importante mantener el contacto visual con el público ya que muestra seguridad en el discurso, y también aprovechar el espacio disponible para moverte.           
  6. Finalmente, cuando acaban las presentaciones siempre suele haber un tiempo para hacer preguntas. Por eso, hay que estar preparado para dar las respuestas adecuadas, por eso es importante haberlas preparado en casa.

Tenemos que tener en cuenta que no podemos hacer la presentación como una persona nativa, y que lo importante es expresarse con precisión. Por último, no hay que olvidar que cuando realizas una presentación tú actitud es lo más importante. Dependiendo de esto, te ganarás al público o no.Hemos de tener en cuenta que como directivos a menudo debemos presentarnos o presentar a nuestra compañía en otro idioma diferente al de nuestro idioma materno y debemos entregar el mensaje de forma adecuada para ganarnos la confianza.

Es imprescindible que no hayan mal interpretaciones y sobre todo que seamos capaces de convencer a nuestro interlocutor.

Además de los consejos que hemos expuesto, es muy importante poder disponer de un profesional que domina el idioma para poder prepararse y practicar las presentaciones en un entorno real. La supervisión por nativos y expertos en el tema nos orientarán y guiarán a superar  tanto la barrera idiomática como la cultural.



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario

Close